EL PIE EN EL DEPORTE

El pie en el deporte

Como todos sabemos, los pies son de gran importancia ya que sostienen nuestro peso corporal además de ser el amortiguador del cuerpo. Esta pequeña parte de nuestro cuerpo, que en ocasiones, olvidamos cuidarla, está compuesta por 28 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones.

El pie se adapta rápidamente a los múltiples esfuerzos de fuerza y equilibrio al que lo sometemos habitualmente en las diferentes superficies donde realizamos el esfuerzo físico.

Los esfuerzos del pie en deportistas

En corredores, al pie se le exige un esfuerzo muy superior al de la marcha normal, experimentando un incremento en la velocidad que traslada impactos con mayor frecuencia, entre 500 y 1.000 veces por km y mayor fuerza ya que el impacto puede llegar a ser 8 veces superior al peso corporal. ¿Qué quiere decir esto? Que en una media maratón, por ejemplo, nuestros pies habrán soportado toneladas de carga.

¿Porque es aconsejable realizar un estudio biomecánico de la marca?

Es importante entender que muchos de los músculos de la pierna insertan o tienen origen en el pie y que la tensión en algunos de estos músculos o estructuras.

Cuando aparece un defecto en la pisada una de las consecuencias más inmediatas es la disminución de esta capacidad de amortiguación, apareciendo sobrecargas en otras zonas del cuerpo como por ejemplo las rodillas..

Para cualquier deportista, que busca un rendimiento adecuado o al prevención de cualquier lesión, practique el deporte que practique, es recomendable realizar un estudio biomecánico de la marcha para saber las características propias de su pie, el análisis de su pisada sobre la marcha para poder y de esta forma, detectar algún problema si lo hubiera y optimizar el entrenamiento y por consecuencia, los resultados.

Podemos comprobar como en el caso de los corredores, los movimientos de tobillos, rodillas y caderas aumentan su optimización teniendo en cuenta a la hora de plantear la intensidad del ejercicio, la elección del calzado y la realización o no de soportes plantares a medida.Acude a tu podólogo.

LESIONES SEGMENTADAS EN EL MOVIMIENTO

La inversión y eversión del pie comprende en cada uno de ellos una serie de movimientos propios en los cuales hoy no entraremos. Sin embargo, hay una serie de patologías que se manifiestan en cada uno de ellos.

En los movimientos de inversión es habitual que existan lesiones en los ligamentos laterales del tobillo, lesiones en el seno del tarso, tendinitis de los peroneos, fracturas en la epífisis proximal del quinto metatarsiano, etc.

En los movimientos de eversión podemos encontrar, tendinitis del tibial posterior, fascitis plantar, fracturas por sobrecarga en el navicular, etc.

Además, tenemos un tercer segmento que sería el antepié en el cual las lesiones vienen relacionadas tanto por el gesto deportivo como por el morfotipo. Dedos en garra, especialmente en deportes de salto, fracturas por sobrecarga de los metatarsianos centrales, fracturas en los sesamoideos, hallux valgus, etc.

Finalmente, aún tendríamos un último segmento que comprende las lesiones de la piel y del tejido celular subcutáneo.

Resumirlo todo es imposible y precisamente por eso volvemos a insistir. Cuidar de tu salud en la práctica del deporte depende de ser consciente de que en una tienda una persona que no está habilitada ni formada es completamente imposible que pueda ofrecer un consejo con garantías.

Acude a tu podólogo.