¿Se te aplana el pie? Quizás tengas disfunción del tendón tibial posterior

disfunción del tendón tibial posterior. Podólogos en plasencia

¿Se te aplana el pie? Quizás tengas disfunción del tendón tibial posterior

En ocasiones acuden a consulta pacientes que nos cuentan como de repente se les ha aplanado uno de los pies sin ninguna causa aparente. Estas deformidades cuando llegan a un punto en el que cursan con dolor es cuando el paciente decide realizar una visita al podólogo.

Durante la exploración el podólogo, observará como uno de los pies tiene un arco plantar más descendido que el otro. De ser así, esta disfunción generará con el tiempo una alteración del patrón normal de la forma de caminar.

¿Qué es la disfunción del tendón tibial posterior?

Los pacientes, suelen llegar a la clínica podológica con un dolor que localizado habitualmente en la zona medial del tobillo extendiéndose hasta la tuberosidad del navicular, hueso del tarso donde se inserta el tendón del músculo tibial posterior con un papel preponderante en el mantenimiento del arco plantar. Existen otros signos: enrojecimiento, hinchazón… A medida que el tendón se deteriora y la deformidad progresa, los síntomas al igual que las estructuras implicadas evolucionan y varían.

Esta patología también es conocida como insuficiencia del tibial posterior estando descritos varios estadios de la enfermedad en función del grado de deformidad y deterioro del tendón implicado.

Otro elemento implicado en la patología es el ligamento calcaneonavicular plantar. Conocido como ligamento en hamaca, se extiende desde el calcáneo al navicular proporcionando una sujeción adicional a la cabeza del astrágalo, impidiendo que éste caiga.

¿Cómo se diagnostica esta patología?

Al margen de la exploración física, como pruebas diagnósticas se solicitan:

  • Una radiografía simple en carga, con el que valoramos los grados de aplanamiento del pie y el estado de las articulaciones del tarso.
  • Una resonancia magnética con el que podemos observar el estado de conservación del tendón tibial posterior.

¿Quiénes son propensos a sufrir disfunción del tendón tibial posterior?

Los corredores suelen ser muy propensos a sufrir este tipo de patología, por este motivo, recomendamos visitar tu clínica podológica más cercana. En una carrera continua, se le exige un gran esfuerzo al tendón de forma repetida lo que va a ocasionar tenosinovitis (líquido dentro de la vaina) y tendinitis/ tendinosis (inflamación aguda o deterioro del colágeno del tendón).

Fuera del ámbito deportivo, la Disfunción del Tendón Tibial Posterior es propensa a aparecer en mujeres (3/1) a partir de 4ª década, con sobrepeso e historia de diabetes y trastornos circulatorios.

Tratamiento para la disfunción del tendón tibial posterior.

En función del grado en el que se catalogue la patología, los tratamientos de primera elección pueden ser conservadores o quirúrgicos.

En el primer caso, es común optar por plantillas con un buen soporte del arco plantar o en casos más evolucionados se opta por tratamientos podológicos con férulas, ultrasonidos…

Si estas opciones de tratamientos no tiene efecto, la cirugía del pie es la siguiente opción. La cirugia del pie reparara del tendón afectado y alinea los huesos del tarso entre otros detalles. Dado que las opciones son varias éstas se adaptan a las necesidades puntuales de cada paciente.

En A Pie de Calle contamos con más de 20 años de experiencia en el tratamiento de dolencias y problemas del pie, nuestros profesionales son expertos podólogos, cualificados en diferentes tratamientos.

Contamos con la última tecnología y conocimientos en terapias que van desde lo más sencillo a lo más avanzado y puntero.

Somos la primera clínica de podología en Extremadura en contar con un podólogo posturólogo, titulado por la escuela de Villenueve. Consultanos tu dolencia para que podamos asesorarte sin compromiso.