Cirugía del pie ambulatoria

Expertos en cirugía podológica de mínima invasión

cirugia del pie ambulatoria plasencia cirigía de mínima invasión

Realizamos cirugía del pie ambulatoria de para uñas encarnadas (onicocriptosis), y la intervención en juanetes y dedos en garra y martillo por Mínima incisión.

La cirugía percutánea del pie, también conocida como cirugía MIS (minimal incision surgery), es un procedimiento que nos ofrece la posibilidad de realizar intervenciones quirúrgicas a través de pequeñas incisiones en la piel, lo que origina un traumatismo mínimo sobre los tejidos.

La cirugía podológica en nuestro centro de Plasencia, tiende a este tipo de técnicas de mínima invasión ya que disminuyen las complicaciones de la cirugía tradicional abierta y mejoran y acortan el proceso de recuperación posquirúrgico.

Olvídate de pedir la baja laboral por una operación de juanetes. Con las operaciones por mínima invasión la recuperación poscirugía será mínima.

 

Experiencia y profesionalidad

 

Para lograr unos resultados satisfactorios con esta técnica se precisa un material instrumental específico básico, motorizado y de control radiológico, así como una técnica quirúrgica depurada y un personal cualificado con experiencia.

Nuestro equipo cuenta con la colaboración de cirujanos podiatras de reconocido prestigio. Ven a visitarnos, y te haremos una valoración quirúrgica de tu problema.

Operamos cualquier dolencia del pie sin necesidad de hospitalización para que vuelvas a casa andando.

Operaciones del pie más habituales

cirugía del pie ambulatoria uña encarnada

La uña encarnada es uno de los problemas más comunes y más molestos que pueden sufrir tus pies. La dolencia surge cuando el crecimiento irregular de la uña se clava en la carne, provocando inflamación, dolor y pus.

La operación de la uña encarnada mediante un cirugía ambulatoria del pie por mínima invasión es indolora y no requiere hospitalización, por lo que no es necesario coger una baja laboral. Garantizamos unos excelentes resultados.

juanetes cirugía del pie ambulatoria

Los juanetes son una de las dolencias del pie más comunes en las mujeres de cierta edad. El uso de un tacones y ciertos reumatismos, junto con los factores hereditarios, son las causas más comunes de la aparición de los juanetes.

Cuando el problema no puede solucionarse por medios convencionales, realizar una pequeña cirugía del pie es la mejor solución. Indolora y sin requerir hospitalización la cirugía del pie por mínima invasión permite solucionar este problema sin que llegue a afectar a otros dedos o deforme el pie.

No es necesario pedir la baja laboral.

cirugía del pie ambulatoria dedos en garra y juanetes

Los dedos en garra, martillo o mazo pueden requerir cirugía ambulatoria cuando la lesión se ha convertido en rígida. Si la deformación es flexible o semi rígida, se pueden realizar tratamientos ortopédicos para corregirlo, sin embargo, cuando no hay más remedio que operar, lo mejor es un tratamiento de mínima invasión.

La operación de los dedos en garra por mínima invasión es sencilla. Se realizan un par de pequeñas incisiones bajo el dedo para recolocarlo y el paciente regresa a su domicilio con un vendaje para mantener el dedo en su posición. Podrás seguir con tu vida normal sin necesidad de pedir la baja laboral pero deberás acudir a revisiones semanales.

La fascitis plantar es una de las lesiones más comunes en gente joven que realiza ejercicio habitualmente (runners, atletas, futbolistas, etc..).

Se produce por la inflamación de la fascia o aponeurosis que envuelve la musculatura de la planta del pie y suele manifestarse con un dolor agudo en la planta del pie o, más frecuentemente, en el talón que es donde la fascia se inserta con el hueso calcáneo. Cuando esto se calcifica se puede producir un espolón que en la mayoría de los casos necesita de cirugía del pie por mínima invasión.

Si los tratamientos conservadores de infiltración u ortopedia fallan, una sencilla operación por mínima invasión solucionará el problema cómodamente. Con una pequeña incisión de 3mm se accede al problema y se lima la calcificación. El paciente no necesita de reposo y puede volver a casa caminando.

El Neuroma de Morton se manifiesta con un dolor agudo, como de un calambre, que suele aparecer entre el 3º y 4º dedo del pie. Está asociado al uso de tacones altos y causa molestias frecuentes en los pacientes que en ciertos casos impiden una vida normal. En los casos más leves el cambio de calzado, el uso de plantillas o las infiltraciones pueden solucionar el problema. 

En la mayoría de los casos se requiere una intervención. En este caso, realizar una cirugía de mínima invasión permitirá al paciente recuperarse más rápido y con menos molestias ya que solo se realiza una pequeña incisión para eliminar la compresión que los huesos ejercen sobre el nervio.

Más información sobre la cirugía por mínima invasión

Pregunta a nuestro cirujano podológico