Saliéndonos de la temática habitual en la que comentamos patologías comunes que nos encontramos habitualmente en nuestras consultas, hoy quería comentar un problema que se da con relativa frecuencia y que tiene un trasfondo preocupante. Podríamos llamarlo falso diagnóstico ya que no traslada información relevante al paciente. ¿Y por qué os cuento esto? Porque a la inmensa mayoría de podólogos nos ha llegado alguna vez una receta en la que figura, con una letra que a veces podría pasar por el alfabeto cuneiforme de los sumerios, realizar plantillas de descarga para metatarsalgia.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad