Cirugía de mínima invasión para el pie: cómodo e indolor

Cirugía de mínima invasión para el pie

Cirugía de mínima invasión para el pie: cómodo e indolor

La cirugía de mínima invasión es una de las técnicas más novedosas en los tratamientos de las principales patologías del pie. Es una forma segura e indolora que gracias a pequeñas incisiones en zonas específicas permite al paciente salir andando de la consulta. De esta forma se minimizan los dolores y problemas derivados de la cirugía tradicional.

¿Qué dolencias se pueden curar con esta técnica?

La cirugía del pie con mínima invasión está especialmente recomendada para algunas de las dolencias más comunes del pie. Podemos utilizarla para tratar:

  • Juanetes
  • Uñas encarnadas
  • Dedos en garra
  • Dedos martillo o mazo
  • Helomas o callos entre los dedos
  • Espolones
  • Fascitis plantar o alteraciones metatarsales.

Es decir, muchas de las principales dolencias que nos dificultan la vida y nos hacen acudir al podólogo, podemos solucionarlas con esta técnica.

¿Cómo se realiza la cirugía de mínima invasión?

Las intervenciones de mínima invasión se realizan a través de micro incisiones en las zonas necesarias del pie. Esta técnica de cirugía utiliza anestesia local, evitando complicaciones con el uso de anestesia general. Estas pequeñas incisiones que se realizan en el pie son prácticamente indoloras para el paciente y no producen inflamación ni hematoma posterior.

La cirugía podológica con técnicas de mínima invasión usa radiología y fluoroscopia para controlar la intervención, evitando así afectar a tejidos internos. No utiliza grapas, tornillos o agujas; de ahí su comodidad para el paciente.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme?

Al no realizarse grandes incisiones que modifiquen músculos y tejidos, la recuperación es rápida e indolora. La cirugía de mínima invasión del pie es una cirugía ambulatoria, es decir, el paciente se puede ir andando a casa tras la intervención. Se deben seguir unos cuidados y recomendaciones durante un breve tiempo además de acudir a revisiones periódicas los primeros días.

En muchos casos (que dependerán del trabajo que realice el paciente) ni siquiera se requiere una baja médica.

¿Es la cirugía de mínima invasión peligrosa?

Es una técnica segura que presenta menos molestias postoperatorias para el paciente que las intervenciones tradicionales. Es una técnica quirúrgica muy depurada. Nuestro equipo cuenta con la colaboración de cirujanos podiatras de reconocido prestigio. Ven a visitarnos, y te haremos una valoración quirúrgica de tu problema.