Cirugía ambulatoria del pie

operación por mínima invasión

Cirugía ambulatoria del pie

La cirugía ambulatoria, es aquella cirugía que el paciente puede volver a casa el mismo día y por su propio pie, sin necesidad de ser ingresado.

En A Pie de Calle realizamos una cirugía llamada “cirugía percutánea del pie” o también conocida como Cirugía MIS (minimal incision surgery). Es un procedimiento novedoso que nos ofrece la posibilidad de realizar operaciones quirúrgicas a través de pequeñas incisiones en la piel, lo que origina un traumatismo mínimo sobre los tejidos.

Hasta hace poco, se aplicaban soluciones quirúrgicas con largas y dolorosas rehabilitaciones. En la actualidad, la cirugía por mínima incisión o percutánea del pie consigue realizar con éxito casi cualquier tipo de operación del pie sin tener que pedir baja laboral y realizar tratamientos largos y dolorosos de rehabilitación.

Operaciones del pie más habituales

  • Operación de uñas encarnadas u onicocriptosis

La uña encarnada es uno de los problemas más comunes y más molestos que pueden sufrir tus pies. 

La dolencia surge cuando el crecimiento irregular hace que la uña se clave en la carne, provocando inflamación, dolor y pus. 

La operación de una uña encarnada por cirugía de mínima invasión es totalmente indolora y no requiere hospitalización, por lo que no es necesario darse de baja laboral. 

En A Pie de Calle garantizamos excelentes resultados.

  • Operación de juanetes o hallux abductus valgus

Los juanetes son una de las dolencias del pie más comunes en las mujeres de cierta edad. 

El uso de tacones y ciertos reumatismos, junto con los factores hereditarios, son las causas más comunes de la aparición de los juanetes. 

Cuando el problema no puede solucionarse con otros medios, el tratamiento quirúrgico es la mejor solución. 

Cuanto más crezca el juanete más complicada será la operación y la rehabilitación. Por ello, es necesario operar el juanete antes de que afecte a otros dedos y deforme el pie.

  • Operación de dedos en garra o martillo

Los dedos en garra, martillo o mazo pueden requerir operación cuando la lesión se ha convertido en rígida. 

Si la deformación es flexible o semi rígida, se pueden realizar tratamientos ortopédicos para corregirlo, sin embargo, cuando no hay más remedio que operar, lo mejor es una cirugía por mínima invasión.

La operación por mínima invasión para dedos en garra es sencilla. Se realizan un par de pequeñas incisiones bajo el dedo para recolocarlo y el paciente regresa a su domicilio con un vendaje para mantener el dedo en su posición. 

La convalecencia es de unas cuatro semanas y deberá acudir a revisiones semanales hasta que se le dé el alta definitiva.

  • Operación de fascitis plantar o espolón calcáneo

La fascitis plantar es una de las lesiones más comunes en gente joven que realiza ejercicio físico habitualmente (runners, atletas, futbolistas, etc..). 

Se produce por la inflamación de fascia o aponeurosis que envuelve la musculatura de la planta del pie y suele manifestarse con un dolor agudo en la planta del pie o, más frecuentemente, en el talón que es donde la fascia se inserta con el hueso calcáneo. 

Cuando esto se calcifica se puede producir un espolón que en la mayoría de los casos necesita de operación.

Si los tratamientos conservadores de infiltración u ortopedia fallan, una sencilla operación por mínima invasión solucionará el problema cómodamente.

Con una pequeña incisión de 3mm se accede al problema y se lima la calcificación. El paciente no necesita reposo y puede volver a casa caminando.

  •  Operación de Neuroma de Morton

El Neuroma de Morton se manifiesta con un dolor agudo, como de un calambre, que suele aparecer entre el 3º y 4º dedo del pie. Está asociado al uso de tacones altos y causa molestias frecuentes en los pacientes que en ciertos casos impiden una vida normal. 

En los casos más leves el cambio de calzado, el uso de plantillas o las infiltraciones pueden solucionar el problema. 

En la mayoría de los casos se requiere de operación. En este caso, realizar una operación por cirugía de mínima invasión permitirá al paciente recuperarse más rápido y con menos molestias ya que solo se realiza una pequeña incisión para eliminar la compresión que los huesos ejercen sobre el nervio.

Expertos en cirugía podológica con mínima invasión

Para lograr unos resultados satisfactorios con esta técnica, se precisa un material instrumental específico básico, motorizado y de control radiológico, así como una técnica quirúrgica depurada y un personal cualificado con experiencia.

Nuestro equipo cuenta con la colaboración de cirujanos podiatras de reconocido prestigio. Ven a visitarnos, y te haremos una valoración quirúrgica de tu problema

“Operamos cualquier dolencia del pie sin necesidad de hospitalización para que vuelvas a casa andando”

 

¿Tienes dudas?

Nuestro podólogo responde a tus preguntas ?  Visítanos A Pie de Calle. Centro Avanzado de Podología




    Aprende sobre otros temas podológicos



    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
    Privacidad